Carne: ¿argumento evolutivo o ingesta obsoleta?

En verdad que no recuerdo, ni hace 10 años, ir a una tienda (o a un restaurante) y observar que existieran productos visiblemente marcados como “libres de gluten” o “para veganos”, y hoy en día si bien no están al a la vuelta de la esquina, definitivamente si son relativamente fáciles de encontrar y en mi juicio hasta un tanto “po-pu-lars” (pronúnciese con acento del “Pirruris”). Esto me conduce inevitablemente al dilema del precepto básico del vegetarianismo: la ingesta de todo tipo de alimentos excepto carne; concepto del cual se desprende el veganismo, el consumo de alimentos que no provengan de ninguna otra especie animal. Habría que diferenciar y comentar que hoy en día el primero solo excluye carnes y permite consumo de huevos y lácteos mientras que el segundo es mas estricto y promueve la abstención de ingesta de carne y los productos antes mencionados, sobre todo con un énfasis ético, mencionando que el consumo tanto de carnes como de cualquier producto derivado de un animal es una falta de respeto a seres vivos, sensibles y por ende un acto de crueldad generalizado.

No es ningún secreto que un gran porcentaje poblacional, es decir la mayoría, somos consumidores de productos de origen animal, sin embargo lo que la mayoría haga no necesariamente es sinónimo de correcto en los sentidos de salud, ley, moral ni felicidad. Partiendo desde ahí es que me obstino por hacer un breve (pero minucioso) análisis de los factores que han llevado a la humanidad a consumir,  o en su defecto a abstenerse del consumo de carnes y productos animales, para así poder crear un panorama mas amplio para usted, fino y experimentado lector; de tal manera que pueda sopesar los pros y contras a fin de decidir si permanece con sus hábitos alimenticios tal y como hasta ahora, o si los modifica. Algunos fundamentos le serán muy obvios mientras que otros le dejarán perplejo. Abrochemos nuestros cinturones, –click– y ahí vamos… (redobles de tarola, por favor)

El ser humano, desde su existencia (o vestigios de su inicio) buscó agruparse con sus semejantes con fines de supervivencia entre los cuales destacan la protección física ante las inclemencias del medio, el alimento, la excreción, el sueño y por supuesto, la reproducción. Es bien sabido que las agrupaciones de los precursores del homo sapiens fueron nómadas, pues las condiciones iniciales de su resguardo y alimento eran claramente mejorables y las cambiantes circunstancias del medio (clima, cantidad de miembros del grupo, escasez de vegetación y agua) les obligaban a migrar constantemente. Como se imaginarán, inicialmente estos presuntos seres evolucionados del simio se alimentaban a partir de pequeñas flores y hojas tiernas, después comenzaron a ingerir semillas y frutos, para posteriormente consumir insectos y hasta pequeños roedores y animales similares*. Podemos decir, que progresivamente, de manera espontáneanatural, los predecesores del humano fueron modificando su dieta, haciéndola mas rica en nutrientes, formas, olores y por supuesto… ¡sabores! Ahora bien, un factor importante a considerar es que el ser humano a diferencia de muchos otros seres vivos, posee (usted defina porque) una peculiar dentadura que le permite “arrancar” y “triturar” alimentos de todo tipo de consistencia, además de un complejo sistema digestivo capaz de metabolizar todo tipo de alimento, absorber su nutriente y (¡muy importante!) desechar los residuos. Tampoco es un secreto que a la par de la evolución humana y con la práctica agrícola el hombre se volvió sedentario, mas nunca dejó de consumir animales, sino que los combinó con los productos obtenidos de la siembra mientras fue desarrollando técnicas de preparación, puesto que hay que aclarar que la mayoría de las verduras y los cereales no pueden ser consumidos sin previa cocción (motivo de consumo de animales).

Ahora, complementariamente, la evolución humana ha sido demostrada con base en los hallazgos de vestigios de utensilios y herramientas creadas por el mismo ser humano, creatividad distintiva de nuestra especie que es evidencia innegable del pensamiento superior. Dicha inteligencia fue desarrollada gracias al volumen de masa cerebral, mismo que se vio considerablemente aumentado en respuesta al consumo de grasas y proteínas de origen animal; pero ¡ojo! no con esto quiero que usted incurra en el negligente silogismo de que “a mayor tamaño de masa cerebral, mayor inteligencia”, esto es solo un precepto básico que pudo dar origen a una transformación, a una mejora inicial de la cognición posteriormente interviniendo otros factores que le complementaran.** También entre mis curiosidades me topé con un estudio de la Universidad de Harvard denominado “Genetic Evidence of Human Adaptation to a Cooked Diet”, o séase “Evidencia Genética para la Adaptación Humana a una Dieta Cocinada” para los monolingües, elaborado por unos chingones que no conozco pero les tengo que dar su mérito (Carmody, Dannemann, Briggs, Nickel, Groopman, Wrangham y Kelso, 2016)***, pues en dicha investigación experimentaron con ratones en dos grupos distintos, uno alimentado con carne y otro con tubérculos, con posterior sacrificio (¡muerte!) para su estudio de información genética obtenida a partir del tejido de sus hígados, del cual dichos científicos pudieron concluir que… nuestros ancestros comenzaron a cocinar la comida antes de mostrar rasgos evolutivos y que dicho hábito fue practicado los suficientemente seguido como para haber tenido efectos de “selección” en ancestros como el Neandertal.

Después de lo que parecía ser un breve precedente, aseveramos que hay grandes probabilidades de que la ingesta y cocción de carne animal hayan contribuido a la evolución del ser humano, sin embargo no es difícil entender el precepto de que “todo en exceso hace daño” y que una ingesta excesiva de carne animal, aunada a otro tipo (o falta) de hábitos podría propiciarnos otro tipo de problemas como la obesidad, altos niveles de colesterol y triglicéridos, problemas de circulación sanguínea y cardíacos, y por ende, menos calidad de vida y/o menos vida, en sí.

"calne"

Hasta ahorita he dado elementos claros para entender el origen de la ingesta de carne y productos animales pero un factor importante a considerar para los veganos es la crueldad con que viven y mueren dichos animales además de las condiciones en que se manufacturan los productos animales. De enterar al mundo con esta penosa situación se ha encargado la gente de la organización P.E.T.A. (People for the Ethical Treatment of Animals, o séase, Gente para el Tratamiento Ético de Animales). La gente de esta organización menciona que se focaliza en 4 áreas del sufrimiento animal: la industria alimentaria, la industria de vestimenta, laboratorios y la industria del entretenimiento; y funcionan a través de la educación poblacional, investigaciones, rescate animal legislación, eventos especiales, involucrando a celebridades y claro, con campañas de protesta… ah, y con tu voluntariado y donativos económicos. He tenido la oportunidad de ver algunos videos emitidos por tal organización, en la cual se muestra la crueldad con que en alguna granja del mundo se trata a vacas, becerros, puercos y pollos. No niego que las imágenes son desagradables y en verdad crueles; y estoy totalmente de acuerdo en que esa no es la manera adecuada de sacrificar animales ni de producir alimentos para el consumo humano, pero tampoco es cierto que esas son las condiciones de la totalidad de las granjas y rastros de nuestro planeta. Considero que definitivamente debe de existir estricta supervisión y control higiénico y de procesos en toda la industria alimentaria, y que todos los animales tienen el derecho a condiciones de vida agradables y equitativas, así como una muerte pacífica y sobre todo indolora. Ya con el simple hecho de decir que los animalitos de la creación (con voz de Julio Esteban/Eugenio Derbez) merecerán una MUERTE, aunque sea en paz y sin dolor, estaré poniendo en mi contra a una fracción poblacional, sin embargo como argumento es que en los párrafos anteriores me he tomado el tiempo para explicar detalladamente los motivos del razonamiento que me lleva a consumir productos animales. Ahora, el vegano critica y juzga a sus opuestos por el consumo de productos animales debido a la crueldad de su sacrificio y a que esto va en contra de su libertad, su sentir y sus deseos innatos de vivir. Sin embargo, me he percatado que en gran medida el vegano no razona los daños colaterales de orden ecológicos que son propiciados con vísperas de la producción y conservación de los alimentos que ellos consumen. Si, en otro artículo consultado por el presente, ejemplifican claramente la postura equívoca del vegano que elije no consumir miel (porque es producto animal) y crucifica moralmente a quien lo hace, pues éste no defiende la conservación del ambiente; pero no se preocupa por las especies animales y el ecosistema que se está modificando en los sembradíos de verduras (mismas que el vegano consume) a causa de los incecticidas ****

Esta cuestión de los daños colaterales  en el medio ambiente derivados de tomar una postura extremista (ingesta exclusiva de carne o ingesta exclusiva de fruta/verdura/cereales) es bastante ignorada, sobre todo por los veganos; el equilibrio es fundamental en todos los aspectos de la vida y en todos los niveles y tan dañinas son las prácticas totalitarias de ingesta de productos animales y la crueldad con que pueden ser obtenidos, como la ingesta exclusiva de frutos, verduras y cereales, y sobre todo la sobrepoblación de animales tradicionalmente destinados para el consumo humano, la contaminación de suelo con insecticidas, la tala desmesurada de bosques y selvas para crear espacios de cultivo (mas de los que ya existen), y no olvidemos que las frutas y los vegetales también son seres vivos (¿tendrán sentimientos?).

La inevitable conclusión es que definitivamente cada quien deberá adoptar el régimen alimenticio (y actividades aledañas) que mas considere adecuado para su salud y su regocijo; en mi opinión la ingesta no deberá ser exclusiva de un solo grupo de alimentos, el consumo de productos animales deberá ser en proporciones controladas y buscando que dichos productos tengan un origen “cage free” o “libre de encierro”, o séase con trato y sacrificio digno. Algo que debo recalcar sin el afán de herir sentimientos es que la actitud de respeto deberá predominar, es decir, aquellos que eligieron ser veganos no deberán intentar convencer a los que no lo somos de que evitemos consumir productos de origen animal, como si fueran una secta religiosa tocando fervientemente a la puerta en un domingo a las 7 de la mañana. Las decisiones son personales y el tomar un estilo de vida en cuanto la alimentación no me hace ni mejor ni peor persona, e insisto, el respeto por las decisiones personales deberá ser fundamental y recíproco. Espero entonces, que este -no tan breve- análisis le auxilie en su toma de decisiones con respecto a su alimentación y como siempre usted, si usted, fino lector… ¡tiene la última palabra! Por cierto, hasta aquí le paramos, que tengo que ver si ya está el new york steak que dejé en el horno, ¡bon appétit!

Referencias bibliográficas:

*http://antropologiaculturalyalimentaria.tripod.com/id8.html

**http://medina-psicologia.ugr.es/cienciacognitiva/?p=16

***https://dash.harvard.edu/bitstream/handle/1/27320420/4860691.pdf?sequence=1

****http://loquehagoesloquesoy.blogspot.mx/2016/01/vegetarianismo-veganismo-reducir-sufrimiento-falacia-etica.html

 

Bibliografía adicional:

http://escuchatucuerpo.xocs.es/2012/04/el-hombre-es-inteligente-gracias-al-consumo-de-carne/

http://www.reporteindigo.com/piensa/salud/come-mas-carne

http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/cocer-la-carne-hizo-evolucionar-a-los-humanos

http://cienciaes.com/ciertaciencia/2013/08/08/carne-y-hominidos/

Desilusión total

Locura:

  1. Trastorno o perturbación patológicas de las facultades mentales.
    entre dos ataques el enfermo pasa por momentos de locura furiosa y le asaltan ideas de suicidio
  2. Acción imprudente, insensata o poco razonable que realiza una persona de forma irreflexiva o temeraria.
    el protagonista de esta telenovela se pasa el tiempo haciendo locuras

Ésta es la definición que nos regala “San Google“. La tuve que citar para poder tipificar mi comportamiento y determinar si encajaba en dicha definición. De acuerdo al común denominador encajo en la segunda definición. ¿Por qué? Les explico desde el principio.

Desde hace tiempo, todos los alumnos que buscan ingreso a su educación media superior en un plantel de gobierno, al lograr ingresar deben presentarse semanas antes de que inicie el semestre regular para tomar un “curso de inducción”, que a decir verdad es un intento por nivelar el conocimiento faltante del grueso del alumnado recién ingresado, ante las evidentes carencias de su formación académica en educación básica (preescolar, primaria y secundaria), todo debidamente fundamentado con los resultados de su examen de ingreso al bachillerato, que en esta ocasión, muy similar a las anteriores, nos arrojó el resultado de 515 aspirantes con examen reprobatorio, de un total de 530 aspirantes que presentaron examen. Cabe mencionar que el examen constó de 76 preguntas de nociones muy básicas, por computadora.

Como tampoco es sorpresa, durante el transcurso de las tres semanas de curso de inducción se presentaron muchos jóvenes buscando un espacio para primer semestre, principalmente porque fueron rechazados en sus tres primeras elecciones de plantel, también porque después de no quedar seleccionados en la prepa de su elección, rechazaron la beca que el sistema educativo les ofrece para cursar sus estudios en una institución privada, o porque ni siquiera hicieron los trámites correspondientes para hacer su proceso de selección e ingreso. Con los alumnos que el plantel recibió y decidió inscribir de manera tardía al final de los cursos de inducción, se contempló que el plantel debía ofertar de nuevo dicho curso para esos alumnos que no estuvieron presentes. La dirección del plantel comisionó al personal de confianza, a los coordinadores académicos y al subdirector a impartir las clases de comprensión lectora y habilidad matemática de dicho curso.

Durante las 3 semanas reglamentarias les impartí el primer tema del curso que constaba de “operaciones fundamentales”, es decir: suma, resta, multiplicación y división; así como la jerarquía en que se deben resolver. El primer problema con el que me encuentro es que no asiste la totalidad de alumnos, a pesar de que a todos se les notificó del compromiso en cuestión. De un total de 36 alumnos convocados, solo he visto en clase por lo menos una vez a 31. De esos 31 un promedio de 10 personas llegan tarde y/o faltan constantemente. Aún así, soy puntual. Mi estructura de clase es sencilla y clara; les expliqué a mis alumnos que el objetivo de la materia era recuperar el conocimiento no adquirido con respecto a la habilidad matemática que requerían dominar para poder cursar su primer semestre, al menos en la materia de álgebra. Les hice hincapié en que todos vienen de entornos (y secundarias)  muy distintas, y que muy probablemente algunos de ellos (sino es que todos) pudieron haber experimentado ausentismo por parte de algunos de sus docentes, docentes sin vocación y/o con poca disposición para ayudarlos, e incluso dificultades en su vida personal, ajenas al ámbito académico, que en conjunto se interpusieran con su aprendizaje matemático, pero que todos estaban en mi clase no para buscar culpables, sino para resolver dicho inconveniente. Toqué el tema de motivación, explicándoles casos prácticos de superación y dándole valor e importancia al estudio, puntualizando en que éste les sería una herramienta muy útil en un futuro próximo para lograr todos sus objetivos y metas. Les hablé un poco de mi, de mi experiencia docente y directiva, mi perfil profesional, adversidades superadas y metas logradas. Proporcioné el temario y expliqué el método de evaluación del curso, el cual sería muy sencillo: puntualidad y asistencia, trabajos y tareas, conducta y actitud, examen. La intención del curso era que al final de las 3 semanas aprobaran un sencillo examen con la calificación mínima aprobatoria (7) para poder dar por cumplido el objetivo mas austero de dicha capacitación: lograr que los jóvenes adquirieran el uso de las funciones mas elementales de cualquier proceso matemático.

Durante las 3 semanas continué con puntualidad, perseverancia, pase de lista, revisión de trabajos y tareas, felicitaciones a los pequeños logros y naturalmente explicaciones diversas de como resolver operaciones sencillas de suma, resta y multiplicación. Incluso me afecté un poco la voz, en ese afán de ser enérgico, de lograr captar su atención, y al repetir, ¿qué les gusta? unas 3 o 4 veces el procedimiento de todos y cada uno de los ejercicios vistos en clase. Solo me atreví a empezar el tema de fracciones, explicando el concepto de una fracción, los tipos de fracciones y su simplificación, así como suma y resta. Hasta ahí podríamos decir que la atención brindada a los nuevos (y tardíos) alumnos fue, si bien no la mejor, si la suficiente para que cada uno de ellos tuviera la oportunidad de mejorar.

¡Mentira! ¡No! ¡Loco! ¡Demente!

Después de impartirles el curso no por 3 sino por 5 semanas, les apliqué un sencillo examen de 20 preguntas solamente de los temas antes mencionados, para comprobar que la vida no deja de sorprenderme, al ver que absolutamente todos mis alumnos reprobaron. No solo reprobaron, sino que la calificación mas alta fue de 4.5, y entre el resto 13 NP (alumnos que ni siquiera se dignaron a presentarse al examen) y 6 mas con un CERO (grandote) de calificación. Definitivamente no era la respuesta que esperaba de este grupo; dicha situación lejos de desanimarme aumentó mi atención y se convirtió en un reto: tenía yo la menuda tarea de lograr el aprendizaje significativo de 2 temas esenciales para el razonamiento humano (operaciones básicas y fracciones). Inmediatamente enteré a las orientadoras de la situación y les propiné a mis alumnos un bello citatorio para platicar de la situación con sus padres de familia/tutores. El citatorio coincidía a propósito con la reunión de entrega de boletas de calificaciones del primer parcial, la cual es obligatoria para todos los padres de alumnos con materias reprobadas, por lo que deduje que la asistencia de mis padres sería buena.

¡Te equivocas! ¡Mentiroso! ¡Loco!

Asistieron de manera inicial 12 padres, y 8 mas de manera tardía en los días subsecuentes, a los cuales se les explico detalladamente la situación con sus hijos, el desinterés evidente y la falta de esfuerzo. Se asumió el compromiso de llevar un control de asistencias con firmas para que los padres pudieran revisar diariamente que sus hijos acudían a la clase, y se comentó que se les re-explicaría todo el (poco) contenido abarcado hasta el momento. Y eso hice. Empezamos de nuevo, y les fui administrando pequeñas (diminutas) evaluaciones de cada fracción de tema que repasábamos. Cada pequeña evaluación constó de 5 ejercicios del subtema visto. Una vez mas, me tomé un momento para volver a platicar con ellos y explicarles que en este país solo iban a lograr cumplir sus metas económicas incurriendo en una ilegalidad o preparándose, trabajando y emprendiendo un proyecto. Profundicé sobre los riesgos de las ilegalidades más comunes y mencioné las ventajas de la formación profesional. Fui específico, mucho mas coloquial y definitivamente mas gráfico. Solo 2 alumnos lograron aprobar 2 de los 3 “mini-exámenes”.

¿Qué? ¿Cómo? ¿Por qué? Pero… ¿cómo?

Cada que los jóvenes me preguntaban que cuándo acabarían el curso, yo les respondía que en el momento que fueran capaces de demostrarme que habían desarrollado la habilidad de resolver correctamente los (pocos) tipos de ejercicios vistos durante el curso. Ante un nuevo fracaso, medité mucho la situación, intenté entablar diálogo con ellos una vez mas obteniendo nula respuesta. No hubo críticas, no hubo quejas, no hubo expectativas, no hubo nada. Solo una alumna pudo (quiso) opinar que siguiéramos haciendo (más) ejercicios. El resto permaneció callado, sin expresión, sin sentir, mirando fijamente a la nada, sin inmutarse… dormidos.

El departamento de orientación redactó un escrito a manera de carta compromiso, el cual constataba que el colegio había agotado todas las posibilidades con alumnos y padres de familia, para cumplir con el objetivo primordial del curso, y que sabiendo que la gran mayoría tenían calificación reprobatoria en la materia de álgebra (¿no? ¿a poco?) en el primer parcial, se dejaba en claro que si el alumno reprobaba dos parciales del semestre se iría directo a un examen extraordinario, y que de no aprobar la materia en dicho periodo, causaría baja inmediata sin réplica ni solicitud de oportunidades aledañas (cuestión que sucede muy a menudo). Se les solicitó a los alumnos que se presentaran hoy con dicha carta firmada por ellos y sus padres, con copia de una identificación oficial de los mismos. Les esperé a la una de la tarde afuera del laboratorio de cómputo, donde les tenía preparados una última situación: un video de 16:25 minutos donde habla el Sr. Carlos Kasuga Osaka, CEO (director ejecutivo) de Yakult* y explica las diferencias entre la cultura y los hábitos japoneses y los mexicanos, y como eso influye en el éxito individual y el progreso colectivo. A los pocos alumnos que asistieron, les recibí los documentos solicitados, mismos que no todos presentaron, y procedí sin palabras a proyectarles dicho video de un razonamiento lógico, ordenado, ganador; con la esperanza de que si bien a mi no me habían escuchado o no me habían querido creer, le intentaran creer a alguien “experto, famoso, adinerado”. Pasaron los minutos, aparentemente ponían atención los alumnos, nadie hizo ni un ruido. Terminó la proyección, les dije que a partir de ese momento ya no tendrían que asistir a mi clase y que solo los que tuvieran pendiente la entrega del documento solicitado me buscarían para eso. En relativo silencio se levantaron los jóvenes, algunos acomodaron su silla, otros la abandonaron, pero todos se dieron la vuelta y se retiraron sin decir palabra alguna, sin mirar atrás, mas que con alegría con alivio de aquel eterno tormento que ese extraño y loco hombre les impuso tan neciamente, había terminado.

¿Por qué habré de obstinarme a esta locura, a la locura de querer lograr vencer a la ignorancia que carga nuestra sociedad? Evidentemente estos jóvenes (casi adultos) no lograron entender mis intenciones y yo no pude vencer su apatía. ¿Me dí por vencido muy pronto? o ¿son casos sin remedio? Como ya es costumbre, el medicamento controlado, el antipsicótico a manera de respuesta para mi peculiar locura, lo tienen usted, fino lector.

*Video:

El Síndrome de la Jaula de Oro

“Todo beneficio requiere un sacrificio”, o mejor dicho un esfuerzo. Es el precepto básico y ley de vida que nos impulsa a esforzarnos para lograr un bien, mismo que deriva de una necesidad y/o un deseo. Desde tiempos ancestrales el ser humano para subsistir ha desempeñado un sinfín de actividades, empezando por estirar el brazo para pizcar tal o cual fruta (o verdura), por la elaboración de técnicas y herramientas que le permita desarrollar actividades simplificadas que tengan como fin la satisfacción de necesidades básicas como respiración, alimentación, descanso, excreción, homeóstasis y sexo, ¿ o a poco no, Maslow?*, pasando por procesos similares que nos cubran las necesidades de seguridad, pertenencia, estima y autorrealización, hasta llegar a acciones encaminadas a lograr cubrir los deseos que nos dicta nuestro ego, usando ego en el sentido Lacaniano de impulso mediante el cual buscamos obtener recompensa en favor de nuestros deseos para fortalecer la máscara narcisista con que actuamos, misma que ha sido moldeada y reforzada socialmente.

Entendiendo bien, que una correlación entre necesidad y deseo es lo que nos ha llevado históricamente a desarrollar actividades específicas hasta el punto en que en nuestro mundo moderno adquirimos “voluntariamente” trabajos y funciones muy específicas por beneficios muy concretos, nos es perfectamente entendible que aunque algunos hayamos logrado laborar en algo de nuestro agrado y aspiraciones, los días de descanso, llámense fines de semana, días festivos, vacaciones, nos sean de enorme agrado y satisfacción; porque mas de uno podría razonar un silogismo erróneo en que si no me gusta mi trabajo, me gusta estar fuera de él (días de descanso), y entonces si me gusta mi trabajo no me debería gustar estar fuera de él. Ahora bien, la dinámica familiar que se ha dado tradicionalmente no es un secreto, las parejas tradicionales están conformadas por hombre y mujer (presuntamente) heterosexuales, en las que el hombre adopta el rol de proveedor, al ir a trabajar y traer el recurso a casa, mientras que la mujer permanece en casa haciendo labores de limpieza, cocina y cuidado de los hijos. El mundo, y la mujer, por mucho tiempo han aceptado esta postura, no quisiera determinar si por conveniencia o por sumisión; sin embargo esto ha ido cambiando paulatinamente mientras la mujer sale a trabajar y también provee, hasta el punto en que muchas parejas (heterosexuales) los roles se han invertido con los SAHD o padre que se queda en casa (del inglés stay at home dad) , lo cual representa un gran cambio no solo en la dinámica familiar sino en como la sociedad ahora percibe a la mujer y a sus capacidades.

Sin importar estos grandes cambios en la cultura laboral y estructural de la familia, hay mucho que todavía no se ha logrado y una gran parte de nuestra sociedad, si bien no reprueba la fuerza laboral femenina, si la discrimina o por lo menos la limita, lo que implica un reforzamiento negativo al cambio y una inminente predilección por el formato tradicional de familia. Dicho formato ha estado tan fuertemente fomentado en nuestras vidas, que lo hemos introyectado como la única forma de vida y de interacción familiar, de modo que solo actuamos en pro de la dinámica de hombre-trabajo y mujer-casa, recurriendo a ella como único nicho de seguridad psicosocial casi como si nuestra inclinación estuviese programada. Con todo esto hago referencia a aquellas mujeres que, mas que obligatoriamente, deciden “libremente” ser amas de casa. Delicado se vuelve el tema cuando se involucran factores como la maternidad espontánea, deseada, no deseada, concebida como medio de realización o concebida como medio de no-abandono, e incluso factores como la comodidad y la procrastinación; todo ello en función del deber-ser. Las amas de casa entonces, las segregaremos SOLO CON FIN DE ANÁLISIS en los siguientes subgrupos:

a) Ama de casa INNATA. Mujer que desde el momento en que nació se ha desenvuelto en el formato tradicional de familia, y se le ha introyectado fuertemente que es la mejor manera de subsistir socialmente y si no bien su única, si su mejor forma de alcanzar la autorrealización. En ningún momento ha dudado el romper dicho patrón, y concibe a sus predecesoras como exitosas por haber funcionado bajo ese régimen por lo que aspira a continuar con dicho legado, cueste lo que cueste.

b) Ama de casa CONFORTABLE. Mujer que a pesar de tener un panorama mas claro de las opciones que hay hoy en día para la autosuficiencia y autorrealización, cree que el permanecer bajo el patrón de ama de casa le va a proveer de mayores y mejores beneficios personales (y familiares) a un menor costo, es decir, con un menor esfuerzo. Con la elección de una pareja económicamente estable y prolífera siente lograr su cometido y reforzar la idea de que la conveniencia deberá prevalecer sobre aspectos tan abstractos como la satisfacción del potencial individual.

c) Ama de casa SUBLEVADA. Mujer que a pesar de estar convencida que su mejor opción es la emancipación del varón con el fin de ser autárquica, ha quedado varada en la dinámica tradicional, por cuestiones situacionales que a menudo cree son ajenas a su responsabilidad. No concuerda con muchos de los preceptos sociales tradicionales y no los fomenta en su descendencia, sin embargo mantiene su condición de ama de casa.

d) Ama de casa PROFESIONISTA. Mujer que ha logrado realizarse profesionalmente, a pesar de la adversidad, sin embargo ya sea debido a la enorme introyección del modelo tradicional de familia, o por elección personal y gusto, decide permanecer como ama de casa o incluso ejercer ambas partes (la casa y lo laboral) sin importar la proporción. Regularmente las mujeres que interactúan con ambas partes le darán un panorama mas amplio a su descendencia y buscarán que también logren la autorrealización.

si

Hay que tener mucho cuidado en cuanto a la categorización de cada subgrupo. No todo es lo que parece; es decir, muchas amas de casa darán signos de pertenecer a un subgrupo y en realidad ser de otro. Recordemos que todo ser humano utiliza distintos mecanismos de defensa para protegerse de lo que cree es una amenaza para su integridad y existen procesos como la negación que nos podrán confundir pero en realidad no alteran la concepción de una idea dentro del individuo. Habrá que tomar en cuenta muchos factores que influyen sobre la toma de decisiones en este tema como lo son educación (formación valoral), formación académica, creencias religiosas, economía, represión y manipulación familiar y hechos como que la mujer es quien se embaraza y como que el hombre regularmente no hace la cantidad de labor de hogar que la mujer hace aunque ella trabaje, un campo enorme en el que hombre todavía no ha querido emparejar el barco.

Atinadamente dijo Karl Marx: “el trabajo dignifica”, pues aunque la grandísima mayoría de la población mundial trabajamos por necesidad económica, el laborar nos proveerá de satisfacción a la hora de lograr el objetivo de subsistir por nuestra cuenta y ver el producto del esfuerzo individual (y porque no, colectivo). Al decidir no laborar remuneradamente, la ama de casa se pierde de una gran parte de esta satisfacción, sumándole que la labor en casa implica permanecer la mayor parte del tiempo dentro de ella, lo que conlleva a una menor sensación de libertad y convivencia, al ser el desplazamiento fuera de casa mucho menor y la relación social también decrementada. El gran esfuerzo que muchas amas de casa hacen por mantener en óptimas condiciones el hogar, en muchas de las ocasiones no es recompensado y en otras tantas ni siquiera reconocido. Como ya lo mencioné anteriormente, muchas amas de casa perciben su condición como cómoda, por la soltura económica que pueda proveer el cónyuge, la labor pausada sin supervisión alguna y las comodidades físicas del hogar; sin embargo las limitantes antes mencionadas no se ausentan y crean el denominado “Síndrome de la Jaula de Oro“, condición en la que las comodidades aparentan un estado de ventaja y beneficio, pero el origen de su condición limita las aspiraciones de autodesarrollo dando una sensación de encadenamiento persistente.

asi es

Ama de casa: perspectivas opuestas

Como todo, como siempre, usted fino lector tiene la última palabra, y mas allá de lo que yo o los expertos opinen, usted decidirá que le acomoda mas a su vida y que le provoca mas regocijo. Este análisis ha sucedido solo con el fin de concientizarle acerca de los perjuicios provenientes de  frustraciones comunes en nuestra sociedad. A fin de cuentas, la moneda siempre tiene dos caras y usted puede ser lo que guste, ¡y con quien guste! Que el respeto sea indicador esencial de que la fe en la humanidad no se ha perdido.

*(A. Maslow. A Theory of Human Motivation, 1943)

Ineficiencia y desinterés adolescente: ¿brecha generacional?

En la educación media-superior, es decir, en las preparatorias del estado (y del país) tenemos un sistema bastante sencillo en cuanto a la transición se refiere. Como parte de los indicadores académicos con los que la Dirección General de nuestro subsistema mide nuestra eficiencia, la transición es el número de alumnos que pasan de un semestre a otro, lo que (teoricamente) representa que dichos alumnos están aprobando sus materias y mostrando el compromiso e interés necesarios para avanzar de semestre, reflejando una retención positiva, que se expresa como la cantidad de alumnos que permanecen en la escuela con respecto a la matrícula inicial del cada grupo.

Cada inicio de ciclo escolar en agosto se reciben a grupos enteros de aspirantes de nuevo ingreso provenientes de escuelas secundarias, mismos que al término de su primer semestre deberán de acreditar la totalidad de sus materias y al reinscribirse para el semestre subsecuente elegir una carrera o especialidad que cursarán junto con sus materias básicas por el resto de su estancia en la institución (2.5 años si no se atrasan). No es un secreto que el cambio de una etapa a otra (secundaria a prepa) y del primero al segundo semestre son cambios cruciales y un tanto complicados en la vida del adolescente, sin embargo no los consideraremos como transiciones imposibles de lograr exitosamente. Estadísticamente hablando, estamos conscientes de que la transición del primero al segundo semestre es en la que tenemos mas deserción estudiantil, sin embargo en este último cambio de semestre nos ha sorprendido con una creciente peculiaridad.

Los procedimientos para la evaluación del desempeño académico de los estudiantes, estandarizados a nivel nacional, hasta el año pasado midieron la capacidad de comprensión lectora y la habilidad matemática de todos nuestros estudiantes, pues sabemos que de esas dos destrezas se deriva la capacidad de comprensión de los preceptos básicos de todas y cada una de las materias impartidas y por tanto, la correcta ejecución de las labores que involucren el conocimiento adquirido durante su estancia en bachillerato. Por ser la comprensión lectora y la habilidad matemática los dos rubros básicos a medir, no nos sorprende que justamente son las dos cualidades en las que el grueso de la población estudiantil presenta mas deficiencias. Aun así, fue de mi asombro que en el turno vespertino de nuestro plantel, de 7 grupos con un total de 249 alumnos, 120 de ellos reprobaron la materia de Álgebra durante los cursos regulares; arrojando una cifra de mas del 48% de la matrícula reprobada. Esto representa problemas básicos en la comprensión y ejecución de la aritmética, es decir, casi la mitad de nuestros alumnos tiene serias dificultades no solo a la hora de multiplicar, sino hasta en la suma.

De los 120 alumnos del turno vespertino reprobados en Álgebra, solo 97 se presentaron a un curso y examen extraordinarios, indispensables para acreditar la materia y poderse reinscribir a segundo semestre; y solo 45 aprobaron. Entonces; ¿52 alumnos siguen reprobados? ¿Porqué? Fácil (de responder, no tanto de creer): no mostraron interés activo por aprobar la materia. Con esto quiero decir que mas del 53% de los alumnos que presentaron evaluación extraordinaria no asistieron con regularidad al curso previo (de 5 días) y ni siquiera fueron capaces de sacar el 50% de los aciertos del examen correctos; aclarando que dicho examen solo tuvo 18 reactivos, de los cuales 12 eran cuestiones meramente aritméticas (no algebraicas) y los 6 reactivos restantes solo comprendían UN SOLO TEMA (suma algebraica/reducción de términos semejantes). Esto no termina aquí. Los padres/madres/tutores de los 52 alumnos reprobados fueron citados para darles una explicación minuciosa de las deficiencias académicas de sus hijos, y de explicarles el compromiso al que serían acreedores de aceptar recibir una segunda oportunidad para aprobar  la materia (que naturalmente nadie negaría). A pesar de que la institución no tiene obligación alguna de ofrecer nada mas que un segundo y último examen extraordinario, el cual tendrá como valor total de la calificación extraordinaria de un 100%; se les ofrece a estos 52 alumnos una asesoría “express” de tres horas diarias los últimos dos días de la semana. Lo que implica que para aprobar dicha materia los alumnos tendrían que presentar y aprobar un examen de 10 preguntas con una calificación mínima de 6 (aunque la mínima aprobatoria oficial es de 7), no sin antes recibir dicha capacitación y además una ventana de tiempo de 2 días mas para estudiar por su cuenta (el fin de semana). ¿Pues qué creen? Los cursos salieron muy bien, la conducta de los jóvenes fue ejemplar, solo se les explicaron 3 temas medulares del álgebra, se ejemplificaron innumerables veces hasta que la totalidad del grupo argumentó haber comprendido la totalidad de los temas e incluso un gran porcentaje del alumnado presente logro acertar no solo en procedimiento sino en resultado la mayoría de los ejercicios. Ah, y un detalle mas: el mencionado segundo examen extraordinario solo fue aprobado por 7 alumnos.

Con 45 alumnos que reprobaron su semestre regular, un curso y examen extraordinarios, y un segundo curso y examen extraordinarios, la siguiente cuestión era: ¿valdrá la pena hacer un intento mas por regularizarlos? La respuesta, como todo y como siempre, va a variar depende de a quien le pregunte uno. Los altos mandos de la educación media-superior dirán que para no perjudicar los resultados estadísticos y para no arrebatarle una valiosa oportunidad a la juventud habría que darles cuantas oportunidades sean necesarias, mientras que un profesor muy probablemente diría que el reglamento deberá aplicarse equitativamente a todos, y que las oportunidades ya fueron dadas, por lo que alumno no aprobado deberá causar baja. Afortunada o desgraciadamente, las decisiones se toman en base a las exigencias superiores (cuyo cumplimiento sugiere conservación del empleo), por lo que la escuela determina que todo alumno que deba solo 1 o 2 materias podrá ser candidato a una tercera (¡y ahora sí última!) evaluación extraordinaria, la cual en la mayoría de las materias (siendo álgebra una de ellas) solo consistiría en la entrega de un trabajo con el procedimiento y respuestas de 50 reactivos (con dos días para resolverlos).

Siguiendo la ejemplificación de los alumnos vespertinos de primer semestre con álgebra como materia reprobada, “de los 45 que quedaban” (léase con tonito melodioso y repítase), ¿podrá usted fino lector creer que a pesar de que aprobarían con la entrega de un simple trabajo NO todos lo entregaron? ¡Leyó bien! ¡Solo 36 alumnos entregaron trabajo! Y no le quiero comentar qué cantidad de alumnos de acuerdo a los resultados de los 50 ejercicios hubieran merecido una calificación aprobatoria, porque los mayas estarían orgullosos de mi excesivo uso de su descubrimiento-invento de carácter aritmético.

La educación: antes y ahora

La educación: antes y ahora

No es un secreto que la educación básica (primaria y secundaria) ha venido incrementando sus deficiencias, al punto que los alumnos de esta generación antes mencionada presentan serias complicaciones en la lectoescritura y sus habilidades aritméticas. Lo más sencillo (e inservible) aquí como bachillerato es quejarnos, sin embargo hemos optado por desarrollar estrategias alternativas para lograr incorporar el aprendizaje faltante en estos alumnos, pero aún así no parece estar siendo suficiente. Me queda mas que claro que dichas deficiencias pueden ser corregidas en gran medida redoblando esfuerzos, lo que todavía no me cuadra es como lograr que nuestros alumnos muestren interés. Ni con el reforzamiento negativo, ni con el positivo ha funcionado hasta el día de hoy; es decir, reportes, castigos, citatorios, suspensiones, charlas de concientización, asesorías extra-clase, reconocimiento al desempeño y ejemplificación con casos de éxito NO han sido suficientes para que muchos de nuestros alumnos se presten a las capacitaciones extras con el fin de nivelar su bajo (casi nulo) conocimiento indispensable para el nivel educativo en que ahora se encuentran. El paso mas obvio ante la falta de interés del alumno ha sido lógicamente involucrar al padre de familia. La mayoría de ellos están de acuerdo con nuestras intervenciones y dicen estar interesados y comprometidos para que sus hijos modifiquen su actitud y sean receptivos a la enseñanza; pero por alguna “extraña” razón esto no sucede. No es una sorpresa, el desinterés y la apatía de este tipo de alumnos es aprendida, es solo un reflejo de lo que sucede en casa.

Jamás creí que tan pronto en mi vida usaría frases como “en mis tiempos”, pero la realidad es que comienzo a extrañar el nivel académico de las generaciones que atendí hace unos 10 años, y no se diga el nivel general que poseían los preparatorianos de mi generación, o generaciones anteriores. Una vez un compañero de la carrera me dijo: “no puedes ofrecerle ayuda a quien no la quiere”, lo cual me ha quedado muy claro, pero la cuestión aquí es ¿qué hacemos como institución formadora cuando el alumno no está interesado en aprender y ese es justo nuestro propósito?

“Yo la quiero de a metro”

El primer paso del método científico es sin duda la observación. Es solo a través de este aparentemente simple acto que nacen las dudas, y las mismas respuestas, después de todo un proceso, claro está. Observar puede sonar sencillo, pero mientras ver solo implica abrir los ojos y captar lo que tu sentidos te permitan, observar implica prestar especial atención a todos los detalles circundantes sin perder la visión holística del panorama.

A pesar de ser un tanto platicador cuando me encuentro entre gente de mi confianza, en situaciones opuestas suelo ser muy observador del entorno. Observando a nadie en particular, pero a lo que yo considero un gran porcentaje de la población masculina mexicana adolescente y adulta, empecé a (o terminé de) percatarme de las ineludibles características del típico, tan reconocido (tan aceptado y aplaudido) “macho man“. Hay una serie de características o “atributos” que forman a este concepto, mismos que obran en función de dos necesidades básicas:

  1. demostrar en todo momento que soy incansablemente viril y capaz de atraer con facilidad a cualquier hembra que yo desee”
  2. sin importar mi condición estoy disponible para mantener (o en su defecto desechar y sustituir) dócil, en pleno gozo, y de manera simultánea a cuanta hembra yo deseé

En pocas palabras el prototipo mexicano requiere conservar en función de su ego la calidad y la cantidad de los factores que representan a su hombría.

El “mexican macho” (MM, nótese en mayúsculas) es receptivo pues aprende conductas para conservar su estado de virilidad constante con las mujeres y es inventivo pues desarrolla técnicas específicas (y casi infalibles) para lograr su fin de cautivar a cuanta chica él quiera. En cuanto a su modus operandi, el superhombre es metódico; sigue una serie de pasos secuenciales para demostrarle a la “fémina presa” (fp, nótese en minúsculas) que no tiene alternativa mas que voluntaria, –e inevitablemente– elegirlo a él.  Determiné que la senda a seguir de “MM“, para conquistar a “fp“, debe constar de por lo menos los siguientes 4 pasos:

  1. Hacerse notar ante la fp y su círculo inmediato. Hay que llamar la atención, pero no solo de cualquier manera. Hay que hacerse notar como una persona interesante (en el medio en que se desenvuelve), con total y absoluta seguridad de ser inteligente, aunque no lo sea. La proyección de la seguridad, –falsa o verdadera– es un factor determinante en este primer paso. Las muecas que denotan ser reflexivo, el tono de voz grave, las oraciones pausadas, las afirmaciones y el buen sentido del humor sin duda lo proyectan como un ser interesante y conocedor, o séase, un hombre dominante. No olviden que el MM sale fácilmente del anonimato con una clásica anécdota de alguna experiencia interesante, ya sea intrigante, laboral en la cual el se proyecte como triunfador, grotesca o extraña e incluso chistosa, para captar el interés no solo de la fp sino de las amistades mutuas que les rodean.
  2. Desacreditar al resto de los hombres que rodean a la fp. Para culminar la concepción en la mente de la fp, de que el MM es el “macho alfa“, es in-dis-pen-sa-ble hacerle saber a la mujer que no existe competencia alguna. Lograr que esto sea evidente se da a través de sutiles comentarios degradantes hacia los demás hombres con pequeñas burlas y sarcasmos, correcciones y comentarios que denoten superioridad como: “¿A poco esa es tu mejor camisa?” (burla sarcástica), “Pero claro que no es así, es de este modo” (corrección) y “Yo llegué primero” (superioridad).
  3. Cortejar sutilmente a la fp. Esta fase regularmente incluye un poco de la presunción en varios niveles: monetario, intelectual, social y físico, aunque esto en específico puede ocurrir desde el paso #1, dependiendo del entorno en el que se opere. Lo esencial de este nivel es, ya sin llamar tanto la atención de los comunes, dirigirse a la fp y entablar un vínculo directo a través de una conversación que regularmente inicia con lo mas vano y sencillo (como el clima, no falla) hasta lo mas complejo como el “¿me das tu número?” (hoy en día “¿cuál es tu facebook?”). Es crucial ser sigiloso en esta etapa para así no alertar y/o atraer a la competencia, para no generar incomodidad en el resto de la gente circundante y muy importante para no ser descubierto en esas “pequeñas” mentirillas que el MM utiliza como estrategia (muy a menudo), y terminar siendo desacreditado frente a la dama.
  4. Contacto posterior con la fp y conquista. Una vez que se concretó la impresión inicial, se logró el objetivo de proyectarse como dominante, disponible, interesante e inteligente; hay que restablecer la comunicación con la fp. Esto puede variar, puesto que hoy hay muchas maneras de comunicarse, y todo depende de que datos personales se hayan obtenido del contacto inicial. Entonces, se puede restablecer contacto a través del teléfono, las redes sociales o incluso en persona, de manera muy casual. Este contacto posterior incluye charlas en el mismo tenor que el punto anterior y una tendencia a mostrar “interés” por los pensamientos y sentimientos de la fp, para proyectar una imagen de atento y cariñoso, ganándose así la entera confianza de la fp. Una vez logrado esto, hay que azotar con el siguiente golpe: la invitación. Este es el clímax de este paso. Hay que salir con la fp y demostrarle (o hacerle creer) que todo lo que el MM ha proyectado es cierto. Esa confirmación lleva al MM al éxito de su técnica. No falta aclarar que dicha salida deberá ser a un lugar cuidadosamente seleccionado para impresionar a la fp, con sus debidas medidas de caballerosidad (abrir la puerta del carro y del establecimiento, ofrecer la silla, etc.), aunque… ¡ojo! El MM también se caracteriza por omitir ciertas caballerosidades para denotar dominancia y poco interés en la fp (psicología inversa), demostrándole así que él está acostumbrado a acompañarse de damas (mejores que ella) y con esto anunciándole a la fp que hay competencia y que ella se deberá esforzar y ser pronta para no perderlo.

Sin duda estos pasos llevan a una inminente conquista de la fémina presa, y una cantada victoria para el Mexican Macho. Logrado esto, el MM buscará prevalecer en su condición y mantener impresionada y dócil a la fp, esto con mas salidas, y muy comúnmente un sin fin de regalos un tanto costosos y quizás hasta considerados “no aptos” (socialmente hablando) para el nivel tan básico de relación que se lleva y, claro que funciona, ¿a quién no le gustan los regalos? El MM siempre cuidará su privacidad y que la fp no cuestione ni mucho menos contradiga sus decisiones ni sus gustos, de lo contrario tendrá que verse en la “penosa” necesidad de dejarla desamparada y terminar toda relación. El MM también buscara adaptar (o amoldar) a la fp a su gusto básico en vestido, música, comida y hasta en formas de hablar, y claro ¡de callar! Porque a los ojos del MM una buena dama siempre sabe mantenerse callada (calladita te ves mas bonita). Una característica distintiva del MM es que siempre va a creer (y pregonar) que el trata muy bien a las chicas (porque les compra regalos y las lleva a pasear) sin importar el hecho de que reprima a las mujeres, las domine, las cosifique y entable relaciones simultáneamente con mas de una mujer, siendo esto una infidelidad; porque, después de todo ¿no es eso lo que hace un hombre de verdad?

Hasta ahorita hemos desmenuzado perfectamente al patrón básico del Mexican Macho mas no hemos hablado de la fémina presa. Para que la fp “caiga” en las redes del MM es indispensable que cumpla con ciertas características que la hagan susceptible a los “encantos” (o técnicas) del susodicho. Aunque el MM siempre argumente que el conquista a cuanta mujer se proponga y sin importar su rango (porque seguro tiene una escala de clasificación de mujeres), sabemos bien que no es así, que elige cuidadosamente al tipo de mujeres con ciertas necesidades (deseos y carencias) que empaten con lo que el tiene que ofrecer.

La realidad es que si con estás técnicas antes mencionadas quieres abordar, sorprender y conquistar a una mujer independiente, plena y autorrealizada, difícilmente vas a lograrlo. Por ende, la fémina presa deberá poseer ciertos deseos y carencias para hacer “click” con los ganchos que le envía el Mexican Macho. Que les parece las siguientes:

  • La fp fue educada con respecto a las necesidades económicas y el valor monetario como sinónimo de decencia, felicidad y hasta afecto, ante una falta de comunicación directa y empática por parte de los padres.
  • La fp pertenece a una clase media-baja, por lo que cualquier gesto y demostración de potencial económico le será interesante, atractivo y sinónimo de poder y clase.
  • La fp posee cierto grado de baja autoestima; como no se valora a sí misma, se ve en la necesidad de que alguien mas la valore. Entonces, en cuanto alguien muestra interés se siente extremadamente halagada y cede prontamente a las atenciones del MM.
  • La fp muy probablemente esté pasando por una crisis, momento de vulnerabilidad oportuno para que entre en juego la estrategia del MM. Dicha crisis puede ser desde una típica decepción amorosa  pues al elegir pareja por características muy banales, dichas relaciones terminan resultando en una ruptura.
  • La fp tiene un clásico (y Freudiano) Complejo de Edipo. Padre ausente, si no en cuerpo, por lo menos en esencia, autoridad, apoyo y afecto; haciendo que la chica en cuestión busque en cada hombre la sustitución del afecto no obtenido de su progenitor. La presencia de la ausencia y la traspolación de afecto que esto conlleva.

Estas son solo algunas de las cuestiones mas representativas en cuanto al proceso y las personalidades que están involucradas en el flirteo del día a día y sus muy evitables consecuencias. Reflexionar sobre todo ello me evoca la anécdota de cuando en camino a algunos ensayos musicales, el Master Urquidi* y yo platicábamos precisamente sobre el complejo de muchos hombres por sostener la imagen de incansable semental y el prejuicio por el tamaño de su falo, de lo que en esas pláticas derivó la hipótesis a dicho tema: “yo la quiero de a metro“,  misma que utilizo como nombre de este artículo, a manera de tributo a esas charlas y buenos momentos convividos. Así es que, cada que usted observe, analice y concluya que está frente a un Mexican Macho, corra… ¡corra y cuéntele a quien mas confianza le tenga! Si se topa a una prototipo de fémina presa, sugiérale un buen psicoterapeuta y por último, si usted la quiere de a metro, ¡pregúntese que le sucede! Hasta aquí mi reporte. Seguimos observando.

*Master Urquidi. Con referencia a Carlos Urquidi, excelente músico con quien tuve la fortuna de colaborar durante varios años.

Déjalo ir

Ha sido ya más de un año desde el estreno de la película de DisneyFrozen” (Una Aventura Congelada) y hace apenas unos días que me dí la oportunidad de verla. A pesar de que he visto la grandísima mayoría de las películas animadas de Disney, lo que me incitó mas a ver esta película en cuestión, fue la cantidad de comentarios que he escuchado en torno a ella, lo que inevitablemente alentaba a mi curiosidad. Después de acudir a fiestas infantiles temáticas, de ser tema de conversación en mesa familiar, de ver a varias niñas (y no tan niñas) con el peinado representativo del personaje principal y de atiborrar mis pupilas en la sección de juguetes de las tiendas con ítems alusivos a dicha cinta; nos sentamos a ver la película.

Debo admitir que la tuve que ver en dos partes, en dos días diferentes, pues en la primera ocasión que comencé a ver la película, a pesar de no tener este hábito, ¡me quedé dormido! Al día siguiente la terminé de ver y a lo largo de los días subsecuentes he estado meditando y razonando los elementos de dicho filme, y el porque del inigualable impacto en chicos y grandes. Por fin, concluyo que:

a) La película en general, y en comparativo con otras de la misma compañía, tiene DEMASIADAS escenas musicales (canciones), al grado que llega a ser tediosa. La única melodía rescatable es el tema principal “Let it go”, fuera de eso, a pesar de que entiendo perfectamente que las películas de corte infantil poseen mas escenas melódicas, se me hizo una exageración.

b) Si analizamos la frase principal de la canción temática, notaremos que en el idioma original (inglés), es “let it go” o “déjalo ir“, mientras que en español la traducción fue adaptada a “libre soy“. Como Disney no da paso sin huarache, estimo que hicieron un estudio de mercado para deliberar que frase significativa encajaría mejor con la idiosincrasia y el estatus social general de cada país o región, por lo que en Estados Unidos de América, un país netamente consumista, el mensaje va encaminado a “dejar ir” lo material y porque no, las ataduras sentimentales, una necesidad existencial muy requerida en ese país; mientras que en los países hispanoamericanos nos envían el mensaje de “ser libres”, necesidad y deseo muy correlacionado a la esclavitud económico-política (y laboral, claro) que vive el grueso de nuestra población. Después de todo cada quien elegimos como engancharnos, muchas veces de manera inconsciente y en base a nuestras carencias. Ingeniosa manera de enganchar al público, ¿no creen?

c) Los comentarios que han llegado a mis oídos giran en torno a la interpretación de la idea central de la cinta, que supone ser el hecho de que por fin, una princesa Disney no requiere de un apuesto, galante, fuerte, varonil, eficiente (¡y adinerado!) príncipe para ser rescatada de sus desventuras. Sin embargo, no necesitamos de muy buena memoria para recordar que en la película Mulán, el personaje principal del mismo nombre, aunque no era princesa, resolvió sus desventuras de principio a fin sin la ayuda de ningún miembro de la realeza, o de ningún hombre, para acabar pronto. Además, según entiendo, Anna (la princesa menor) busca encontrar la manera de “salvar” a Elsa (princesa mayor con habilidades mágicas) y rescatar su relación afectiva de hermanas, cosa que termina haciendo al lograr interpretar el consejo que rompería su propia maldición: “un acto de amor verdadero”; por lo que al intentar cubrir con su cuerpo a su hermana Elsa de un inminente ataque lo logra, descongelando su propia maldición y haciendo que su hermana sea capaz de controlar sus habilidades mágicas de congelar todo al producir nieve y hielo. Entonces, para mi la moraleja principal (e innovadora) mas que tener valía sin una pareja sentimental, sería el desarrollar la capacidad de hacer sacrificios en torno al beneficio de los demás, y que el amor verdadero no se da exclusivamente entre una relación amorosa de pareja (como por años Disney los sugirió).

d) Debo admitir que a pesar de que la idea central de la película es muy buena, la trama está carente de chispa, para mi fue un tanto sosa y claro, quizás no concuerden conmigo todas las personas que hicieron que dicha cinta fuera de las 5 mas taquilleras en la historia de la humanidad y lograra ganancias de un trillón, doscientos setenta y cuatro millones, doscientos diecinueve mil dólares (¡y contando!). Pero yo me pregunto, consciente de que todos en mayor o menor grado somos víctimas del inevitable proceso de la mercadotecnia en la globalización: ¿es está película lo suficientemente buena para generar euforia, controversia y un agrado inigualable? Considero que debe haber mesura, razonamiento y crítica a la hora de decidir que consumir, y en este caso sobre todo para aquellos que tienen hijos, pues este es un producto encaminado a ellos.

e) Como pilón, y no esperando que este comentario sea interpretado como una proyección personal o discriminatoria, el muñeco de nieve de la película se llama “Olaf”; si leemos el nombre al revés y tomamos en cuenta que el delicado personaje inicialmente no tiene naríz y le es asignada una (zanahoria), podremos llegar a una conclusión de un mensaje subliminal muy Freudiano. Si no me crees al observar la película notarás el comportamiento sospechosamente “alegre” de Olaf, y como a pesar de que ha sido dotado con un importante miembro, continúa con dicho comportamiento e incluso su naríz de zanahoria se le cae, y los compañeros se la reinsertan, reafirmando su postura masculina requerida (deber-ser).

YES

Datos curiosos de “Frozen” (no poseo el derecho legal de esta imagen ni de los datos en ella, la magia del internet la puso en mi camino)

En fin, desgraciadamente me es un tanto inevitable depositar altasexpectativas en algo/alguien cuando un buen número de la gente circundante le adorna con calificativos positivos, quizás en gran medida eso sucedió con este filme. De cualquier modo les invito a reflexionar sobre la manera en la que los medios de comunicación nos presentan los productos con el fin de generar una necesidad a partir de un deseo y que como máximo fin, seamos fervientes consumidores. Sé que es inevitable consumir, solo sugiero un consumo de manera medida, responsable y consciente, después de todo no están obligados a concordar con mis gustos (y disgustos) y cada uno de nosotros sopesaremos que tanto tiempo, dinero y esfuerzo invertimos y que tanto gastamos, ¿me explico?

The 12 Beers of Christmas: Day 12 (final day!)

Así es, estimado y fino lector, llegamos al ultimo de los días cerveceros-navideños, ya la grandísima mayoría regresan a estudiar, a trabajar, a las labores cotidianas y es preciso cerrar este ciclo por lo que procederé a hacerlo.

ge

Prueba contundente de la veracidad de mi historia, ella bebiendo Paulaner Salvator en pinta de Tijuana, 2008.

La cerveza que os presentaré en breves me trae muy buenos recuerdos, puesto que la consumía en mi primer bar de cervezas artesanales al que acudí por años y del cual aprendí tanto. Súmale a esto que en alguna de nuestras intrépidas salidas con estatus de amistad e intenciones de algo mas, tuve la fortuna de compartir este fino brebaje con ella, que por cierto jamás lo había degustado. Por si fuera poco, ella usó mi color de uñas favorito, y la cerveza fue degustada en un vaso local, de mi cerveza predilecta. No hay que explicar mucho mas para entender el valor sentimental que mi mente ha adherido a esta bebida, que independientemente de eso, por su complejo y agradable sabor es una de mis predilectas. Es por eso que hay que cerrar con broche de oro, y que mejor manera que con la cerveza que a continuación les presentare:

12. Paulaner Salvator. Con mas de 375 años de elaborar esta cerveza de origen alemán, su sabor y acabado son únicos e irrepetibles. Posee un sabor intenso, acaramelado, con tonos castaños y poco lúpulo, esta cerveza tipo Bock es naturalmente oscura pero con un sabor homogéneo. De hecho es una Bock doble por lo que tiene un alto contenido de alcohol, situado en 7.9%. Los alemanes acostumbran tomar esta cerveza mas templada que fría (a 9 grados) y la recomiendan maridar con cualquier tipo de carne asada. Esta bebida originalmente producida por los monjes paulinos y fungía como sustituto de los alimentos en las épocas de ayuno. Actualmente es la cerveza mas fuerte de la compañía, misma que acostumbra servirla de barril en un tarro de cerámica y maridarla con pato a la ciruela. Dicha cerveza ha sido elaborada con 3 tipos de lúpulo diferentes y dos maltas de cebada, oscura y clara respectivamente. Debido a todo esto es que he elegido a esta cerveza como la última de las 12 presentadas, y considero que saliéndonos un poco de lo tradicional bien podrías degustarla con la tradicional rosca de reyes, ¿nada mal verdad?

Les agradezco infinitamente haber llegado hasta estas líneas, debo confesar que desde hace un año me apetecía hacer una serie de publicaciones como esta, y con la voluntad (el estómago) y la compañía suficientes lo he logrado.  Ahora bien, después de tanta degustación y con pretextos de propósitos de año nuevo, doy por oficialmente concluída la serie de publicaciones de “The 12 Beers of Christmas 2014/Las 12 Cervezas de  Navidad 2014” y me tomaré un buen tiempo para descansar mi paladar y salir a caminar (verso sin esfuerzo), que mucha falta nos hace. Bienaventurados, ¡feliz inicio de año! ¡A experimentar!

yere

Y es así como concluyen “Las 12 Cervezas de Navidad” para este inicio de 2015 y Beto Bullicio pasa al almacén hasta el próximo diciembre.

The 12 Beers of Christmas: Day 9, Day 10 & Day 11

Las actividades de inicio de año están a la orden del día, y es debido a ello que en esta ocasión les presento las cervezas correspondientes a los días 9, 10 y 11 de las “12 Cervezas de Navidad”. Al estar cumpliendo ya con la gran mayoría de las cervezas me pongo a meditar sobre la primera ocasión en que probé cada una de estas delicias, y que situaciones me llevaron a conocerlas. Es curioso porque, en realidad el conocer siempre implica un riesgo y puedo decir que en promedio (burdamente) de cada 3 cervezas que pruebo, solo me gusta una; y si al probable desagrado en el paladar le sumas el gasto, alcanzo a entender el porque de la renuencia de mucha gente a probar algo nuevo. Sin embargo, a pesar de esa alarmante pseudo-estadística, les puedo decir con total y plena certeza que el riesgo vale la pena, pues sin importar cuantas recomendaciones recibas, tu experiencia es la que mas cuenta. La realidad es que la única manera de conocer y poderte formar un criterio es experimentando, arriesgándote y bueno, en el caso de las cervezas considero que no hay una regla que dicte de que manera lo debes hacer. A lo largo de los años he probado una buena suma de estas bebidas, pero en la gran mayoría de las ocasiones, las mejores cervezas (en mi opinión) las he encontrado de manera espontánea, sorpresiva y no obligada, sin una meta fija en sí. Dicho todo esto, les invito a probar, experimentar, y a contradecirme en opinión, en el nombra de la ciencia. Sin mas preámbulo, las cervezas son:

  1. Dogfish Head Festina Peach. Esta sin duda es una de las compañías de cerveza artesanal estadounidense mas originales y ocurrentes del continente. Para creerlo basta con saber que poseen una línea de “Ancient Ales”, cervezas tipo Ale elaboradas a partir de la profunda investigación científica de recetas utilizadas por nuestros ancestros para elaborar el tan afamado líquido. En esta ocasión les presento esta cerveza con sabor (y aroma, claro) prominente a Durazno, mi fruta favorita; y además un toque cítrico. Definitivamente no tiene características comunes, y a pesar de eso, es refrescante y muy fácil de digerir, con poco alcohol por volumen (4.5%). Recomiendo servirla muy fría, y aunque el clima lo está; nunca está por demás tener en la mira una cerveza como esta, que pueda quitar el extenuante sabor de tanta comida de ocasión fiestera, y nos pueda refrescar el paladar. La cervecería está en Milton, Delaware; sin embargo su distribución llega hasta California, y tienen colaboraciones con cervecerías de distintos países, así como con algunos otros negocios (no necesariamente de cervezas). El fundador de esta empresa incluso tiene un programa de televisión de paga en el que explica cosas muy interesantes con respecto a esta bebida de las masas, 200% recomendable. Su presentación clásica es en botella de 350 ml y se vende en “cuatrito”, es decir en paquete de 4 botellas, quizás no económicas, pero con una correlación calidad-precio totalmente acertada, no se arrepentirán.

    yess

    Beto Bullicio feliz con esta cerveza artesanal, a diferencia de su logotipo artístico.

  1. Stone Imperial Russian Stout. Increíble cerveza tipo Stout, con una alta graduación, muy espesa, oscura, robusta, tonos a café, ideal para el frío. Su nombre deriva de las peticiones de los Zares rusos, que al tener que soportar el congelante clima de este país, solicitaban a los maestros cerveceros elaboraran una cerveza oscura, con mucho mas alcohol para tolerar dicha inclemencia. Puedo decir con certeza que esta compañía elabora una de las mejores versiones de esta cerveza, pues después de haber probado varias marcas, me sigo quedando con esta cerveza cuasi-local (de San Diego). Como recomendación, esta cerveza deberá ser literalmente de degustación, o lo que se conoce como “sipping beer” o darle solamente un traguito a la bebida; por su fuerte sabor y sus 11 grados de alcohol. Como la presentación de dicha cerveza es en 750 ml, deberán prever esto y como ya es usual mi recomendación, mejor compartan.

    oh yeagh

    La edición 2014 de esta Stout Imperial Rusa te hará entrar en calor.

  1. Newcastle Brown Ale. Esta es la menos artesanal de todas las cervezas presentadas; sin embargo, vale la pena incluirla. Es el tipo de cerveza en término medio, nada enfadosa, fácil de digerir, diferente a una típica lager o pilsner, pero no tan distante de ellas. De origen inglés, es una cerveza tipo Brown Ale (Ale café/ámbar), la mas conocida de la compañía. Yo consideraría a esta bebida, una cerveza de todo el año, pues en cualquier época es sabrosa, ligera pero con consistencia y prácticamente la puedes degustar sola o con cualquier botana, además de tener un porcentaje de alcohol promedio (4.7 grados). Con un precio muy accesible (al menos cruzando la frontera) es una cerveza fácil de conseguir y tener a la mano para cualquier ocasión o antojo. Recuerdo la primera vez que la probé, ese sabor “mieloso” invadió mi paladar, y ese sabor carameloso aportado por la malta es la tonalidad característica que hace que la siga consumiendo hasta el día de hoy. Si no eres fanático de las cervezas mas oscuras, pero quieres probar algo diferente a lo que encuentras en la tienda de la esquina, debes probar esta cerveza, ¡salud!

    sip

    Un clásico fácil de tomar, pero diferente al estándar, Newcastle Brown Ale en presentación tradicional (media) y en presentación de 1 pinta.

The 12 Beers of Christmas: Day 7 & Day 8

Como las fiestas de fin/inicio de año están a la orden del día, me retrasé unas horas en publicar la cerveza del día, y me veo en la necesidad de incluir 2 cervezas en esta publicación (para retomar el paso). Después de todo no es sencillo degustar cervezas diariamente, escribir al respecto y todavía cumplir con las actividades de rutina, ¡pero algunos estamos dispuestos a tomar dicho sacrificio! Les presentaré las cervezas correspondientes al día 7 y 8 de los “12 días (cervezas) de navidad”, no sin antes hacer alusión a una de estas cervezas. Al encontrarnos muy temprano en la bonita ciudad de Ensenada, con un ya cálido sol de casi 10 de la mañana y el hambre haciendo presencia en nuestros necesitados estómagos, y exigentes paladares, sin chistar decidimos adentrarnos en la zona turística de dicha ciudad. La calle principal de la zona turística está repleta de bares. Inevitablemente, terminamos entrando en una conocida taberna de origen Tijuanense para desayunar. Como una cosa lleva a la otra, nos fue imposible no “acompañar” el desayuno con un frío tarro de cerveza de barril, y entrecomillo acompañar porque los tarros llegaron primero que el desayuno. Hablando de barril, si creen que esta anécdota de “beer for breakfast” (del inglés rimado: cerveza para desayunar) ha sido aventurera, es porque no les he platicado de la ocasión en que todavía viviendo con mi madre, decidí hacer una reunión con un barril de esta misma cerveza, y ya entrada la madrugada y con algunas amistades en estado etílico, me percato que algunos de ellos pretenden – entre broma y broma – llevarse dicho barril (todavía con líquido); al intentar subirlo al carro pasa una camioneta con unas chicas, en presunto estado de ebriedad, y al casi aventarnos el carro encima, uno de los nuestros, de la nada, saca un cuchillo para comer carnes y ¡boom! revienta una de las llantas del carro para salir todos corriendo (con todo y barril) para la casa. ¡Ah que días! en los cuales el atrevimiento (o la inconsciencia) eran a menudo parte del festín fiestero. Gracias a todo eso ahora puedo apreciar lo opuesto y compartir estas anécdotas con usted, mi fino y estimado lector. Que su espera cese, le presento las 2 siguientes:

7. 2014 ANCHOR CHRISTMAS ALE. Esta cerveza es toda una intriga. En primer lugar, creí que era del año pasado pues su etiqueta dice “Merry Christmas – Happy New Year 2014“, lo que me daba la impresión de que el año nuevo en cuestión debiera ser 2015, pero haciendo un poco de indagación “googlera” nos topamos con que a pesar de que esta cerveza de temporada se ha estado elaborando desde 1975, si es la mas actual. Desde inicios de noviembre hasta mediados de enero podemos conseguirla, aunque sinceramente es la primera ocasión que la degusto, no obstante, ya había tenido la fortuna de consumir la cerveza mas popular de esta compañía. Los ingredientes de esta cerveza de temporada son un misterio y la compañía decide no revelarlos, y no solo eso, sino cambiarlos año tras año, por lo que no habrá 2 cosechas iguales y en cada temporada será un misterio el sabor de dicha bebida. Definitivamente tiene especias y ha sido “cocinada” con cebada rostizada, con un buen toque de lúpulo, de hecho, el primer trago tiene un amargor prominente que inmediatamente después de los siguientes tragos se mezcla adecuadamente con el dulzor natural de la bebida. Vale la pena probarla, y tengo la plena seguridad que con el buen sabor de boca que nos dejó y el factor curiosidad estaremos ansiosos de probar la próxima edición de esta nada despreciable botella tipo sidra de 1.5 litros y  5.5% de alcohol. Como dato curioso, cada año la etiqueta trae un dibujo de un árbol diferente, mismos que han sido dibujados por la misma persona desde que esta cerveza se comenzó a elaborar (¡40 añotes!). El árbol de este año es un secoya gigante, como luciría si hubiera sido plantado en 1975. Por cierto, Anchor Brewing Company ha estado elaborando cervezas desde 1896 en San Francisco, California, desde hace ya un rato, ¿no?

YESS

Vean la sonrisa de Beto Bullicio por tener una cerveza a su “altura”. La edición anual de la cerveza Navideña de Anchor Brewing. 

TIJUANA MORENA. ¿Que les puedo decir? Definitivamente no puede faltar esta cerveza entre las degustaciones. Elaborada en la ciudad de Tijuana, esta es una cerveza oscura, maltosa, con un inigualable aroma y sabor a café y chocolate amargo (aunque la página oficial solo mencione el chocolate). El rostizado de los granos de cebada es el preciso para lograr este sabor tan característico. A diferencia de las otras cervezas que he presentado, esta es una lager (oscura), es decir, fermentada con levaduras de fermentación baja y almacenada a bajas temperaturas, la manera tradicional de hacer cerveza, según los Alemanes. Es totalmente cremosa con cierto sabor dulce, sin ser absolutamente prominente ni empalagoso, solo la cantidad adecuada. Recomiendo esta cerveza con una buena carne asada, un corte marinado o hasta algún postre chocolatoso. Un 4.8% de alcohol es bastante digerible para por lo menos abrir un par de esta cerveza, que bien fría, y después de haber probado varios cientos de diferentes cervezas, esta en mi lista de las mas apreciadas (no exagero). A pesar de que esta cerveza (desgraciadamente) no es la preferida del pueblo Tijuanense, y últimamente ha subido de precio, definitivamente recomiendo que la pruebes, ya es parte de la cultura local, y es la microcervecería que inicia el movimiento en nuestra bella ciudad.

yes

Con un par de estas cervezas estilo Alemán, quedarás tan satisfecho como este peculiar cascanueces.

The 12 Beers of Christmas: Day 6

Como ya es costumbre, nos encontrábamos en un bar de la localidad, y fuimos suficientemente intrépidos para aventurarnos y, a pesar del desconocimiento evidente, pedir la cerveza que estamos por presentar. Agradable sorpresa nos llevamos al degustarla al grado que, semanas después, adquirimos una botella en el vecino país del norte, para guardarla por prácticamente 5 meses, a fin de cumplir uno de los preceptos básicos de la felicidad: compartirla. Suficiente ha sido el hecho de compartirla, sin embargo, aún mas agrado hemos tenido de que a las personas con las que compartimos les agrade las no tan típicas elecciones cerveceras. Dato curioso: el nombre de esta compañía cervecera significa algo así como “Castor eructando” (o eructante). ¡Sin comentarios! Beto Bullicio, ¡por favor preséntanos la aclamada bebida!

6. BELCHING BEAVER PEANUT BUTTER FLAVORED MILK STOUT. Así es estimado lector, leyó correctamente, una cerveza con sabor a Peanut Butter (crema de cacahuate o maní), ¿y les digo algo? En verdad se puede apreciar el sabor y no empalaga. La cerveza tipo Stout es en realidad un tipo de cerveza Porter (oscura, lupulosa, producida con agua baja en calcio); de hecho el nombre completo de la categoría es Stout Porter, es decir, la mas fuerte (en cuanto a alcohol) de las Porter (originalmente de 7 a 8 %). La Milk Stout tiene la característica principal de habérsele agregado lactosa, la cual aporta dulzura y cierto valor nutritivo. Esta asombrosa cerveza posee granos de cebada rostizados (que dan sabor a café), chocolate, crema de cacahuate, avena y (por supuesto) lactosa. Toda esta combinación nos proporciona un sabor uniforme, intenso (mas no enfadoso) y un acabado suave pero preciso. Vale la pena mencionar que independientemente del proceso de fermentación, el cual produce alcohol, la cerveza tiene un agregado de alcohol etílico; aunque, como lo especifica la botella, no se dejen engañar por el color oscuro, esta cerveza es suave y fácil de digerir. Tiene 5.3 grados de alcohol por volumen y es elaborada desde el 2012 en Vista, California, muy cerca de Tijuana, México. He elegido esta recomendación en esta ocasión, pues de muchas cervezas con sabores predominantemente dulces, es común que sean empalagosas y enfadosas, pero esta peculiar bebida de 1 pinta es totalmente agradable de principio a fin. Si no te la imaginas, solo hay una manera de resolverlo; ¿qué esperas? ¡Salud!

yess

Beto Bullicio tiene tanto estilo y porte como esta cerveza tipo Stout