10 cosas para hacer a partir de tus 25 años

De un tiempo para acá, las redes sociales (y en especial el facebook), me han sido un tanto útiles más que como centro de confesión y presunción (o retroalimentación del ego), como una manera fácil y rápida para informarme y cultivarme, leyendo artículos diversos, de orden de científico, político, de entretenimiento, social, moral y hasta espiritual. Andando por ahí, me he topado en mas de una ocasión los ya típicos artículos de “no se cuantas cosas deberías hacer antes de tal edad”, “veintitantas cosas que un hombre debe tener” o “no se cuantas mas cosas tienen que hacer las mujeres antes de casarse”; y confieso que en un comienzo esta índole de artículos me fueron entretenidos, y hasta congenié con algunos de los preceptos que postulaban, al grado de anotar en mi cartita a Santa Claus algunos artículos por adquirir, y claro, en mi bucketlist* algunas aventuras que vivir. No fue hasta que mi “newsfeed” me atiborró de repetitivas redacciones cuando decidí releer, razonar e ir un poco mas allá del tradicional conformismo en el que naturalmente podemos caer todos, el de aceptar como verídica y real la totalidad de la información de tales escritos. Pensando en toda esta información expuesta en tales artículos, logré (mas que entender) reafirmar, que en gran medida la sociedad a través de los medios nos induce a cumplir con ciertos estereotipos irónicamente catalogados como “originales” y “únicos”. Estos artículos no fueron la excepción, puesto que muchas de las cosas que sugieren, mientras pueden sonar como deseos lógicos de una gran mayoría de nosotros (quizás deseos inducidos por la mercadotecnia), la individualidad consta precisamente en que cada quien tenga sus propios deseos y anhelos, y naturalmente nuestras situaciones (bio-psico-socio-espirituales y económicas) muy peculiares nos facilitarán (o en su defecto, impedirán) en mayor o menor grado la realización de estas metas plasmadas en tales redacciones; por lo que afirmar que si no hiciste tal o cual cosa (etiquetada como “intrepida”, “loca” o “única”) antes de determinada edad, no has vivido lo suficiente, o de manera correcta. Ante esta deducción, me veo en la necesidad de compartirles algunos de los “must-do“** mas incongruentes de los artículos en cuestión:

VIAJA A OTRO CONTINENTE, PRACTICA LA CARIDAD, AHORRA PARA TU JUBILACIÓN y COMPRA UNA PRENDA CARÍSIMA***. Claro, estoy seguro que a una gran mayoría de nosotros nos encantaría viajar no solo a otro continente, sino desde al otro lado de la ciudad hasta el lugar mas recóndito del planeta, y no solo nos gustaría hacerlo antes de los 25 (como sugiere el artículo que lo hagas), nos encantaría seguirlo haciendo ¡muchos años después! Sin embargo, la edad mínima para trabajar (medios turnos) es de 15 años, el salario mínimo actual es de $67.29 pesos y mas del 54% de la población nacional se encuentra en condiciones de pobreza patrimonial****. Con estas cifras, ¿que porcentaje poblacional tiene la solvencia para realizar cualquiera de estas actividades? La realidad es que si has llevado a cabo alguna de estas elocuentes tareas antes de los 25, lo mas seguro es que tengas papis que te provean mucho mas de lo necesario para lograrlo (lo cual no es un mérito tuyo, ¿capisce?); así es que si no has viajado no te autoflageles, probablemente comiences a viajar con recursos propios ¡justamente a partir de los 25!

HAZ UN DEPORTE EXTREMO. No voy a mentir, de pronto me suena emocionante aventarme del bungy, o de un avión en paracaídas, sin embargo no están en mi bucketlist, por ende no son elementales para mi vida, para mi bienestar ni mucho menos para mi realización existencial. Si en algún momento se me facilita, se presenta la ocasión, lo consideraré, y probablemente lo tomaré como un reto (y gusto) personal, y no como una asombrosa actividad para presumirle a mis colegas.

guaperrimos

Hay que saber desvelarse todo el fin de semana.

PASA TODO UN FIN DE SEMANA DE FIESTA. Discúlpenme, pero no me imagino a una sola persona de tal edad sin haber recurrido a esta práctica aunque sea por casualidad, y diciendo al leer la recomendación: “wow, que buena idea, no se me había ocurrido, lo intentaré”. Hay cosas mas que obvias, no hay mas explicación.

TEN UNA CONVERSACIÓN CON ALGUIEN DE UNA CREENCIA DISTINTA A LA TUYA y VOTA. Insisto, si no me lo sugieres, ni se me ocurre (léase con tono sarcástico). Si no puedes entablar una conversación civilizada con alguien solo porque sus creencias, costumbres y hábitos son diferentes, te reto a que no respires. El respeto, la tolerancia y los valores civiles son preceptos aprendidos en casa, fundamentales para la interacción humana, y aunque sí, no todos los practicamos en su totalidad; si no comprendes la importancia valoral y su impacto en tu vida, intentar conversar con alguien distinto (o votar) resultarán desastroso. Infórmese, aprenda y respete (aunque tu revista favorita no te lo sugiera).

TIÑE TU PELO DE UN COLOR DIFERENTE y ANDA A UN BAR GAY. ¿Y si no lo hago? ¿Estaré incompleto en interacción social y experiencias relevantes en ese ámbito? Quizás acudir a un bar gay puede fungir como sinónimo de respeto, equidad, y demás, al convivir con personas que tienen gustos distintos a los tuyos, mas, ¿es necesario acudir a dicho inmueble para adquirir el entendimiento y el respeto necesario hacia los homosexuales? No-lo-cre-o. Por otro lado, confieso que me pinté el cabello de un chillante amarillo-naranja poco antes de cumplir 17 (creo), en contra de la opinión de los que me rodeaban. No me arrepiento, pero si lo vas a hacer, que sea lo mas pronto posible, porque no te imagino egresado de la universidad con tu tinte estrafalario, y de paso con una reputación de “Nini“*****. La alternativa es que a esa edad ya seas dueño de tu negocio o rockstar, y créanme, ninguna es fácil de lograr.

TERMINA UNA AMISTAD. “Aunque en este momento estemos de maravilla, tengo tantas ganas de tener inconvenientes con mi mejor amigo(a) para poder terminar nuestra amistad” -dijo NADIE, nunca jamás. Si bien mantener relaciones tóxicas es un grave error, nadie estamos exentos de cometerlo, después de todo ni toda la educación de nuestros padres/tutores nos puede salvar de una encrucijada como esta, en la cual sentimos afecto por otro ser, y este nos ciega de ver los perjuicios que nuestra pseudo-amistad nos está provocando. O quizás nosotros hemos sido los “mal amigos”, y pues, sin importar de que lado nos haya tocado vivir, nadie anhelamos terminar una amistad. Mal necesario, sugerencia incongruente.

DESPIERTA EN UN LUGAR DESCONOCIDO. ¿Solo (a) o acompañado (a)? Acompañado ¿Desnudo (a)? Quizás ¿En una tina cubierta de hielo? ¿Sin riñones? Ya no me está gustando… No quiero sonar conservador, pero lo desconocido no es sinónimo solamente de interesante. En México, casi el 62% de las muertes de jóvenes entre 15 y 24 años son violentas, y en el mismo rango de edad un promedio de poco mas del 38% de esas muertes violentas son por homicidio******. Apuesto, y me atrevo a decir, que la mayoría de estos percances no ocurren en la comodidad de tu hogar, en ambientes controlados, con verdaderos conocidos de entera confianza, sobrios, con precaución y desarrollando actividades lícitas. No digo que no nos podamos dar una “escapada” ocasional con buena compañía a cierto evento o lugar fuera de nuestra rutina, pero no me atrevo a dar una recomendación como tal (la del título). Mesura gente, mesura. O lo contrario en un ambiente controlado.

carnitaaa

la “carnita, delgadita, bien buena”; poco conocida para muchos estratos sociales.

COME COSAS EXÓTICAS. Añaden la recomendación de que es mejor si el platillo tiene un nombre impronunciable y lo probamos en otro país. ¿Qué parte de soy clase trabajadora no entienden? He viajado mucho mas por reconocimientos académicos que por recurso propio. Sí me llama la atención probar platillos típicos de una cultura ajena a la mía. Sin embargo lo que determine mi experiencia en mayor medida será siempre la percepción del sabor propio del plato en cuestión, mas que (insisto) la presunción derivada de una actitud snobby. Últimamente soy mas adepto de consumir comida “China”, que no tiene ni un remoto parecido con la comida en China; lo digo con pleno conocimiento de causa. Entonces, aunque no me quiero perder la experiencia de probar unas pizzas en Italia, no tiene nada de malo elegir comer (y preferir) las pizzas de Costco. Deliciosas. El detalle está en el aprendizaje de la experiencia y las intenciones (el fin) de la misma.

QUIÉRETE A TI MISMO. Porque te lo tiene que decir un artículo para que lo intentes, ¡y antes de los 25! Mi mamá no solo me lo dijo, me lo inculcó. Ya pasé mis 25, ¡y creo que me quiero mas que ayer! Aunque nunca es demasiado tarde para hacerlo (si no lo hacías antes), pero, ¿o soy yo? o ¿la obviedad abunda en las sugerencias de este tipo de publicaciones?

Después de este análisis de las sugerencias mediáticas de como vivir nuestras primeras 25 primaveras, me permito hacerle honor al título de este veraz conglomerado de letras y patrocinarles mis “10 COSAS PARA HACER A PARTIR DE TUS 25 AÑOS“. Prosigo:

1. INDEPENDÍZATE. Quizás la base para que muchas otras cosas puedan suceder; no tiene nada de malo vivir con tus padres, sin embargo si no te enfrentas al mundo por tu propia voluntad, te será mas complicado aprender de dicha experiencia y lidiar con el. Entre mas te tardes, mas trabajo te costará hacerlo, y créanme, no hay nada mas satisfactorio como la sensación de aclamar: “lo hice yo solo (a)”. Así es que ahorra para comprarte unas buenas tijeras y ¡corta el cordón umbilical!

2. VALORA. Gracias a tu independencia (económica y emocional) te será mucho mas sencillo apreciar el valor de las cosas, materiales y afectivas, que has recibido de tus seres cercanos, y que ahora en gran medida tienes que proveer para ti mismo.

3. COMPARTE. Una vez que logres tu independencia, tengas mucho o poca, nunca está de mas compartir con tus seres mas cercanos, todo con el fin de convivir y disfrutar los buenos ratos al máximo. Nadie somos eternos, no desperdiciemos el tiempo. Dar para recibir. Simple y básico, ¡disfruten!

 4. CONOCE. Es casi un hecho que el planeta es tan vasto que no nos alcanza la vida (¡ni el dinero!) para conocer todas sus variantes, sin embargo; la experiencia de cultivar nuestras mentes y nuestra percepción jugarán un papel vital en la manera en que afrontamos las situaciones cotidianas. Claro, conocer no es sinónimo de resiliencia (ni de decisiones acertadas), sin embargo si es una condicionante básica, y un paso mas cercano a estos conceptos tan útiles en nuestras vidas.

5. SÉ PRUDENTE. Si ya conoces y ya tienes mas que ayer, la imprudencia puede ser un claro sinónimo de que no has aprendido el verdadero valor de las cosas. El ser poco prudente te puede llevar a la fanfarronería y la presunción, y a nadie nos agrada observar estas conductas en la gente. La prudencia es vital en el entendimiento mutuo, y es una manera indispensable de ejecutar nuestra siguiente recomendación.

6. COMUNICA. Si ya conozco, o en su defecto desconozco, y valoro a las personas que me rodean, con prudencia debo comunicar a tiempo lo que siento, pienso y hago (sin ser extenuante), de manera que la otra persona sea capaz de entender mi postura, y así asegurar en mayor grado una relación amena y duradera, y las menos fricciones posibles. Es un hecho que para que la comunicación sea asertiva y eficaz, debe de haber egosintonia, es decir; lo que siento debe ser congruente con lo que pienso y con lo que hago.

7. RESPETA. Benito Juárez tenía justa razón. O si gustan, podemos utilizar la mas familiar frase maternal de “no hagas lo que no te gusta que te hagan”. A estas alturas me he percatado que hay varias cosas que me molestaban de los demás, pero que yo también de cierta manera hacía. Ahora cuando algo me incomoda analizo el origen de la incomodidad con respecto a mi persona; esto me ha ayudado a librarme de muchos rencores y a seguir la línea del respeto al prójimo. ¡Intentémoslo juntos!

8. APAGA LA T.V.  Entre mas te das cuenta que el tiempo es valioso, mas te concientizas de la sarta de programas inservibles que proyecta el televisor. Cada vez hay mas programas para enjuiciar las costumbres y los talentos de las personas, mas morbo exhibido, mas amarillismo; y en gran medida todo con el fin de controlar a la sociedad y orillarla al conformismo y al consumismo. No necesitas manipulación en tu vida, y menos de extraños y a través de un objeto. Afortunadamente, todavía hay programación científica, cultural y con fines de entretenimiento inofensivo. Nada más no me obligues a ver al programa infantil del dinosaurio morado, afeminado y bobo, ¡por favor!

que no te quepa dura

¡El ineludible placer de tocar covers con los amigos!

9. MUSICALÍZATE. Ya que apagaste el televisor, ¿porque no prender el radio? O mejor aún, aprovecha la tecnología, y a través de tu computadora o dispositivo similar (con acceso a internet, claro) en youtube o grooveshark puedes reproducir millones de canciones sin costo alguno y armar tus playlists a tu estilo. La música y el arte en general, tienen el poder de sublimar tus impulsos, por lo que sus beneficios son amplios. La relajación, la concentración, la libertad y la imaginación son solo algunas de las cosas que experimentarás al musicalizar tu vida, sin mencionar que la música y las matemáticas tienen íntima relación, por lo que disfrutar, comprender (y practicar) una te hará adentrarte más fácilmente en la otra.

10. SÉ FELIZ. Creo fervientemente que este es el propósito existencial mas esencial de todos. Ya que estamos aquí podemos hacer todo lo posible por ser felices. Obviamente intervienen algunas reglas de sentido común como “sin lastimar a los demás” y “ayuda al prójimo, deja tu huella positiva”. A lo largo del viaje (imagino) iremos encontrando la homeostasis entre esas reglas implícitas, y con qué peculiaridades somos capaces de encontrar y definir nuestra felicidad. Después de todo no es (o no debería de ser) pecado sentirse bien, ya que un grandísimo porcentaje de la población mundial somos hedonistas, en el plano físico y espiritual. Entonces bien, usted, fino y estimado lector, ¿que está haciendo para ser feliz sin lastimar a los demás? No sea gacho, ya que leyó este artículo, empiece por compartirlo, su Dios se lo agradecerá; ¡a sonreír!

*Bucketlist: “lista de cubeta”, lista de cosas por hacer antes de morir. Proveniente del término anglo “kicked the bucket” (pateó la cubeta), es decir, falleció. No miento:
http://www.urbandictionary.com/define.php?term=bucket%20list
**Must-do: “deber-hacer”, término que hace referencia a las cosas que uno “debe de hacer” para cumplir con tal o cual regla social.
***Artículo original “25 cosas para hacer antes de que tengas 25 años”:
http://www.upsocl.com/mujer/25-cosas-para-hacer-antes-de-que-tengas-25-anos/
**** Página del INEGI con los datos expuestos:
http://www3.inegi.org.mx/sistemas/sisept/default.aspx?t=mhog24&s=est&c=26515
***** Nini: “Ni estudia, ni trabaja”, término utilizado para referirse a los jóvenes adultos que no tienen propósito útil aparente al no buscar superación profesional.
****** Página del INEGI con los datos expuestos:
http://www3.inegi.org.mx/sistemas/temas/default.aspx?s=est&c=17484
Advertisements

Tags: , , , ,

About chrisrockerstar

Nacido en Ensenada, Baja California en 1983. Técnico en Electrónica Digital, Licenciado en Psicología, ESL Teacher y Profesional de Enseñanza Musical. Amante de la música, de los detalles, de la obsesivo-compulsión, de la lógica, de las cosas simples, de la sabiduría de la naturaleza, de mi mujer y de la existencia misma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: