Déjalo ir

Ha sido ya más de un año desde el estreno de la película de DisneyFrozen” (Una Aventura Congelada) y hace apenas unos días que me dí la oportunidad de verla. A pesar de que he visto la grandísima mayoría de las películas animadas de Disney, lo que me incitó mas a ver esta película en cuestión, fue la cantidad de comentarios que he escuchado en torno a ella, lo que inevitablemente alentaba a mi curiosidad. Después de acudir a fiestas infantiles temáticas, de ser tema de conversación en mesa familiar, de ver a varias niñas (y no tan niñas) con el peinado representativo del personaje principal y de atiborrar mis pupilas en la sección de juguetes de las tiendas con ítems alusivos a dicha cinta; nos sentamos a ver la película.

Debo admitir que la tuve que ver en dos partes, en dos días diferentes, pues en la primera ocasión que comencé a ver la película, a pesar de no tener este hábito, ¡me quedé dormido! Al día siguiente la terminé de ver y a lo largo de los días subsecuentes he estado meditando y razonando los elementos de dicho filme, y el porque del inigualable impacto en chicos y grandes. Por fin, concluyo que:

a) La película en general, y en comparativo con otras de la misma compañía, tiene DEMASIADAS escenas musicales (canciones), al grado que llega a ser tediosa. La única melodía rescatable es el tema principal “Let it go”, fuera de eso, a pesar de que entiendo perfectamente que las películas de corte infantil poseen mas escenas melódicas, se me hizo una exageración.

b) Si analizamos la frase principal de la canción temática, notaremos que en el idioma original (inglés), es “let it go” o “déjalo ir“, mientras que en español la traducción fue adaptada a “libre soy“. Como Disney no da paso sin huarache, estimo que hicieron un estudio de mercado para deliberar que frase significativa encajaría mejor con la idiosincrasia y el estatus social general de cada país o región, por lo que en Estados Unidos de América, un país netamente consumista, el mensaje va encaminado a “dejar ir” lo material y porque no, las ataduras sentimentales, una necesidad existencial muy requerida en ese país; mientras que en los países hispanoamericanos nos envían el mensaje de “ser libres”, necesidad y deseo muy correlacionado a la esclavitud económico-política (y laboral, claro) que vive el grueso de nuestra población. Después de todo cada quien elegimos como engancharnos, muchas veces de manera inconsciente y en base a nuestras carencias. Ingeniosa manera de enganchar al público, ¿no creen?

c) Los comentarios que han llegado a mis oídos giran en torno a la interpretación de la idea central de la cinta, que supone ser el hecho de que por fin, una princesa Disney no requiere de un apuesto, galante, fuerte, varonil, eficiente (¡y adinerado!) príncipe para ser rescatada de sus desventuras. Sin embargo, no necesitamos de muy buena memoria para recordar que en la película Mulán, el personaje principal del mismo nombre, aunque no era princesa, resolvió sus desventuras de principio a fin sin la ayuda de ningún miembro de la realeza, o de ningún hombre, para acabar pronto. Además, según entiendo, Anna (la princesa menor) busca encontrar la manera de “salvar” a Elsa (princesa mayor con habilidades mágicas) y rescatar su relación afectiva de hermanas, cosa que termina haciendo al lograr interpretar el consejo que rompería su propia maldición: “un acto de amor verdadero”; por lo que al intentar cubrir con su cuerpo a su hermana Elsa de un inminente ataque lo logra, descongelando su propia maldición y haciendo que su hermana sea capaz de controlar sus habilidades mágicas de congelar todo al producir nieve y hielo. Entonces, para mi la moraleja principal (e innovadora) mas que tener valía sin una pareja sentimental, sería el desarrollar la capacidad de hacer sacrificios en torno al beneficio de los demás, y que el amor verdadero no se da exclusivamente entre una relación amorosa de pareja (como por años Disney los sugirió).

d) Debo admitir que a pesar de que la idea central de la película es muy buena, la trama está carente de chispa, para mi fue un tanto sosa y claro, quizás no concuerden conmigo todas las personas que hicieron que dicha cinta fuera de las 5 mas taquilleras en la historia de la humanidad y lograra ganancias de un trillón, doscientos setenta y cuatro millones, doscientos diecinueve mil dólares (¡y contando!). Pero yo me pregunto, consciente de que todos en mayor o menor grado somos víctimas del inevitable proceso de la mercadotecnia en la globalización: ¿es está película lo suficientemente buena para generar euforia, controversia y un agrado inigualable? Considero que debe haber mesura, razonamiento y crítica a la hora de decidir que consumir, y en este caso sobre todo para aquellos que tienen hijos, pues este es un producto encaminado a ellos.

e) Como pilón, y no esperando que este comentario sea interpretado como una proyección personal o discriminatoria, el muñeco de nieve de la película se llama “Olaf”; si leemos el nombre al revés y tomamos en cuenta que el delicado personaje inicialmente no tiene naríz y le es asignada una (zanahoria), podremos llegar a una conclusión de un mensaje subliminal muy Freudiano. Si no me crees al observar la película notarás el comportamiento sospechosamente “alegre” de Olaf, y como a pesar de que ha sido dotado con un importante miembro, continúa con dicho comportamiento e incluso su naríz de zanahoria se le cae, y los compañeros se la reinsertan, reafirmando su postura masculina requerida (deber-ser).

YES

Datos curiosos de “Frozen” (no poseo el derecho legal de esta imagen ni de los datos en ella, la magia del internet la puso en mi camino)

En fin, desgraciadamente me es un tanto inevitable depositar altasexpectativas en algo/alguien cuando un buen número de la gente circundante le adorna con calificativos positivos, quizás en gran medida eso sucedió con este filme. De cualquier modo les invito a reflexionar sobre la manera en la que los medios de comunicación nos presentan los productos con el fin de generar una necesidad a partir de un deseo y que como máximo fin, seamos fervientes consumidores. Sé que es inevitable consumir, solo sugiero un consumo de manera medida, responsable y consciente, después de todo no están obligados a concordar con mis gustos (y disgustos) y cada uno de nosotros sopesaremos que tanto tiempo, dinero y esfuerzo invertimos y que tanto gastamos, ¿me explico?

Advertisements

Tags: , , , , ,

About chrisrockerstar

Nacido en Ensenada, Baja California en 1983. Técnico en Electrónica Digital, Licenciado en Psicología, ESL Teacher y Profesional de Enseñanza Musical. Amante de la música, de los detalles, de la obsesivo-compulsión, de la lógica, de las cosas simples, de la sabiduría de la naturaleza, de mi mujer y de la existencia misma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: